Según los especialistas la luz solar entrega mayor energía por lo que despertar con mayor claridad ayuda al rendimiento de la sociedad. Por su parte, el gobierno evaluará diversos estudios para establecer un nuevo decreto que determine los regímenes de horario para los próximos 4 años a partir de agosto.

Ya comenzó a regir el nuevo horario de invierno en todo Chile continental, excepto en la región de Magallanes, esto significa que se retrasó el reloj en 60 minutos.

De acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Energía en el año 2016, a través de un decreto de ley, cada segundo sábado del mes de mayo se debe cambiar de horario de verano por el de invierno, el cual se estipula que se mantenga hasta el segundo sábado del mes de agosto. Sin embargo, de acuerdo a lo que explicó el seremi de Energía, Alejandro Herrera, este caduca en agosto.

“Es el último año del decreto del gobierno anterior en términos de horario para el país, por eso la ministra de la cartera, a través de diferentes estudios tiene que tomar la decisión respecto a que va a ocurrir durante los próximos 4 años. Yo creo que seguiremos con dos husos horarios, la decisión estará en cuanto va a durar cada periodo”, indicó.

Respecto a los argumentos que se tiene para proceder a cambiar el régimen horario actual, el seremi aclaró que ya no son por aspectos de ahorro de energía puesto que los niveles son mínimos.

“Esto parte el 1910, cuando la matriz y necesidades energéticas estaban compuestas de otra manera, por ende en aquella época este cambio de horario se justificó por el ahorro de energía, actualmente esto no es así, pues es sólo un 0,88%, justificar un cambio de horario por ahorro energético eso no es así”, enfatizó.

Entre los factores que evaluarán para elaborar el nuevo decreto de régimen de horario serán las condiciones de tránsito, ausentismo escolar, delincuencia entre otros.

CAMBIO BENEFICIOSO PARA LA SALUD

Diversas son la opiniones respecto a los efectos del cambio de horario, tanto para el cuerpo como para lo sociedad. Lo cierto es, que especialistas en neurología y psicología calificaron este cambio como beneficiosos para la sociedad.

Fernando Molt, es neurólogo y forma parte de la unidad del Hospital San Pablo de Coquimbo que se dedica a la investigación de trastornos del sueño. Respecto al cambio horario explicó que los cambios de horarios pueden generar problemas en este ámbito a toda la población.

“Se nos olvida que tenemos un ciclo de sueño y vigilia denominado circadiano, por lo tanto es importante considerar que nosotros somos seres que estamos coordinados por periodos de luz y oscuridad. Al descoordinar estas fases, trae consecuencias sobre todo a los estudiantes y adultos mayores que son más proclives”, señaló el neurólogo.

Esto significa que el cuerpo se debe adaptar gradualmente, por ello es posible que los efectos de este atraso de 60 minutos en el tiempo, se puedan prolongar entre una o dos semanas. En los casos en que las consecuencias se extiendas más allá de lo determinado por los especialistas, estos recomiendan considerar otros efectos paliativos como el tiempo de exposición a la luz solar.

Además, Molt profundizó en que el régimen horario que corresponde a Chile es del -5 ya que las características biológicas y geográficas nos ubican en aquel. No obstante, “actualmente estamos en -3 y pasaremos a -4. Tenemos el mismo horario que tiene Sao Paulo, la diferencia es que aquí en Chile nos estábamos levantando de noche, por razones económico-políticas”, dijo. Además agregó, “lo ideal es quedarse con un solo horario y que este se ajuste lo más posible al que nos corresponde desde el punto de vista biológico y geográfico”.

Por su parte el psicólogo Rodrigo Pereira, académico de la escuela de Psicología de la Universidad Bernardo O’Higgins, se refirió a las ventajas y la mejor forma de adaptar el reloj biológico al horario de invierno.

“Las ventajas de partida es que tenemos una hora más de sueño y de actividades que uno pueda desarrollar, pero lo importante de este horario es que se parte el día con luz solar. Esto significa que se activen neurotransmisores de energía a nivel del sistema nervioso central y así se puede tener un mejor rendimiento académico, en el caso de los estudiantes, y laboral por parte de los adultos. La luz solar aporta mucha energía al cuerpo humano”, aseguró el psicólogo.

RECOMENDACIONES

Exponerse a luz solar, es decir, aprovechar la luz del sol para hacer las actividades cotidianas. También es importante que los adultos mayores salgan a tomar la luz solar.

En la noche se deben ir limitando los elementos tecnológicos lumínicos nocturnos, tabletas, tvs, celulares, ya que el cerebro no distingue la iluminación solar de la artificial, por ende al momento de dormir si está conectado algún artefacto eléctrico tecnológico será difícil conciliar el sueño, producto de la inhibición la hormona melatonina que induce al sueño.

En rangos generales, una o dos horas antes de la hora establecida para dormir es necesario ir preparando el ambiente para tener un descanso efectivo.

“Vivimos en una sociedad crónicamente privada de sueño, si no se tiene un buen dormir tanto en calidad y cantidad eso repercute en la calidad de vida al día siguiente y a eso se le pueden ir sumando diversas enfermedades como hipertensión, diabetes, entre otras”, afirmó Fernando Molt, neurólogo.

Fuente: Diario El Día (Chile).