El recientemente asumido ministro de Obras Públicas de Chile, Alfredo Moreno, salió al paso de las informaciones en San Juan, Argentina, que indican que esta cartera habría desechado Agua Negra e indicó que se requiere una “apreciación técnica compartida entre ambos países”.

En entrevista con El Día Radio, el personero de gobierno se refirió a la situación actual del proyecto del Túnel de Agua Negra, obra binacional de 14 kilómetros que busca conectar a la Región de Coquimbo con la provincia de San Juan, en Argentina.

No es un tema desconocido para él, de hecho reconoce que tiene “muchos años de relación con Agua Negra” dado que en el primer mandato del Presidente Sebastián Piñera en su calidad de canciller participó en las tratativas que se realizaron en ese momento para impulsar la obra.

Sus declaraciones se dan justo en el marco de informaciones periodísticas que señalan que el MOP suspendería definitivamente el proyecto y que incluso se estarían analizando otras alternativas de paso fronterizo, como La Chapetona, en Monte Patria.

En relación a este tema, el secretario de Estado fue enfático en señalar que “lo que uno tiene que tener en mente en esta materia es que este es un proyecto que tiene muchos años y que está dentro de un contexto que es más amplio, que es el tema de la integración entre Chile y Argentina”.

En este sentido, reconoció que esta integración tiene enormes beneficios para ambas naciones “porque permite utilizar las capacidades de nuestros puertos, del turismo y una serie de cosas”. Dejó claro que “Agua Negra es uno de los pasos donde se ha buscado conseguir esto” y manifestó que para poder hacer obras de este tipo se deben tener en consideración varios aspectos.

El primero, indicó, es que se trata de “obras extraordinariamente complejas, porque hay que hacer túneles, en ese caso estamos hablando de 14 kilómetros, con estudios geológicos respecto de eso que no están completos, con problemas de fallas, de agua, a mucha altura”. En esta línea, argumenta que lo que el Ministerio de Obras Públicas ha hecho es la creación de un equipo de expertos en túneles, para estudiar el tema en detalle.

Este equipo técnico elaboró un informe de la obra que sería lapidario, pues indicaría que se requieren nuevos estudios geológicos dado que en ese tramo de la cordillera existirían fallas geológicas, presencia de agua y otros aspectos que elevarían su costo de construcción en 3 o 4 veces su valor actual, que está estimado en US$1.500 millones de dólares, los que serían financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Moreno plantea, además, que se debe tener en consideración que este es un túnel que, a diferencia de las otras obras, “no depende del ministerio ni del gobierno ni del Presidente, sino que de la Entidad Binacional Túnel de Agua Negra (EBITAN), porque esto es un tema que para cualquier cosa se requiere la voluntad de ambos países y una apreciación técnica compartida entre ambos países”. Es en esta instancia, precisa, donde en forma técnica se discuten los estudios que se realizan “para ver cuál es el mejor camino para ir resolviendo los problemas”.

“Resumiendo esos elementos, yo diría que el espíritu y la intención del gobierno, tanto argentino como chileno, es buscar los caminos de cómo podemos realizar esa integración de la mejor forma, en la manera más eficaz, más eficiente y más rápida”, enfatizó.

Recalcó que la forma técnica de hacer la obra se va a resolver en esa entidad “que en este momento la preside Argentina”. Cabe destacar que hace mucho tiempo se viene hablando de que se debe concretar una próxima reunión de la EBITAN, donde se esperaba que el MOP diera a conocer este informe en el que se establecía que antes de la licitación se deberían hacer estudios geológicos. Ese encuentro sería vital para que se pueda aclarar la situación en la que se encuentra la obra binacional.

“Nosotros esperamos en este mes o el siguiente que en algún momento haya una reunión donde se va a poner en discusión algunos de los análisis que nosotros hemos hecho y en conjunto vamos a buscar las mejores maneras, más que de hacer esto o lo otro, el cómo lograr el objetivo que a nosotros nos interesa, que es conectar de la mejor manera a ambos países”, precisó Moreno.

La opción de la chapetona

Sobre las versiones que indican que dado el alto costo que tendría Agua Negra y los problemas geológicos se priorizaría otro paso fronterizo como La Chapetona, Alfredo Moreno manifestó que “yo más que ir al detalle de lo que podrían eventualmente ser, creo que aquí tenemos un proyecto (Agua Negra), que tiene mucho tiempo, que hay que analizarlo y eso es lo que hemos estado haciendo”.

Luego de eso, agregó, “va a haber un trabajo para decidir cuáles son las mejores opciones, dada la realidad con que nos vamos a encontrar, insisto, para un solo objetivo, que es ver de qué manera conectamos mejor Coquimbo con San Juan y Chile con Argentina”.

De eso se va a poder conversar en la próxima reunión de la Ebitan “y una vez que se concrete, seguramente esa misma entidad o ambos países van a dar a conocer cuáles son los pasos siguientes para seguir avanzando en esta aspiración que es absoluta en el caso de San Juan y Argentina y también desde aquí”, puntualiza.