Las firmas que se presenten participarán del proceso de licitación, que se espera esté culminado el primer trimestre de 2018.

Hoy se realiza el acto de recepción de antecedentes de precalificación para la contratación del proyecto ejecutivo y construcción del Túnel Internacional Paso de Agua Negra, ceremonia que es considerada un paso fundamental para la concreción de esta obra que conectará a la región de Coquimbo y a la provincia de San Juan, Argentina, a través de la cordillera de Los Andes.

Así lo ratificó el Intendente de la Región de Coquimbo, Claudio Ibáñez, quien detalló que la actividad se llevará a cabo en el edificio del ministerio de Obras Públicas en Santiago de Chile, lugar donde se emplazan las oficinas de la Entidad Binacional Túnel de Agua Negra (EBITAN), quien está a cargo del proceso.

“Es un acto muy relevante, porque es un sueño de muchos años del que se hablaba, se avanzaba a través del diálogo político, a través de la suscripción de voluntades, pero de manera efectiva, real, quien más ha avanzado ha sido este gobierno, bajo el mandato de la Presidenta Michelle Bachelet”, enfatizó.

El acto estaría encabezado por el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), organismo que concurrirá con el financiamiento que se calcula en 1.500 millones de dólares, y autoridades de Coquimbo y San Juan.

“Estamos presentes como región con el presidente del Consejo Regional, Eduardo Alcayaga, porque es un hito muy relevante, es una inversión histórica tanto para la región de Coquimbo como para la provincia de San Juan, probablemente en los últimos 20 años no se ha hecho una obra de inversión tan importante y que se puede comparar incluso con el túnel bajo mar que une a Inglaterra con Francia”.

El jefe regional recordó que ya durante el primer mandato de la jefa de Estado, el 2009, se dio un paso clave luego que con su par, Cristina Fernández, dieran el vamos a esta iniciativa al firmar el denominado Tratado de Maipú, donde fijaban como prioritaria la obra binacional.

“Luego, en este segundo mandato, dado que no se avanzó antes, se ratificó la voluntad y se hizo un paso muy concreto, muy relevante, que es que la Presidenta Bachelet junto al Presidente Mauricio Macri, se comprometieron ante en Banco Interamericano de Desarrollo. Ese fue el punto de partida para luego iniciar con el proceso de llamado a la precalificación”.

PASO TRASCENDENTAL. Cabe destacar que el llamado a este proceso de precalificación de empresas se inició el 16 de octubre del año pasado. En esa oportunidad se convocó a las empresas o consorcios internacionales que desearan participar del proceso licitatorio de la obra a presentar sus antecedentes. De todas las que concurran, se hará una selección y las que cumplan con ciertos requisitos técnicos y económicos claves serán las que pasarán a la siguiente fase.

El primero de ellos es tener a su haber la construcción de un túnel de más de 5 kilómetros y contar una importante espalda financiera (500 millones de dólares en patrimonio). Se analizarán también la experiencia que posea, la longitud del túnel que han construido, si es ferroviario o carretero, la altitud de los portales, y la superficie del área de excavación. El consorcio mejor posicionado obtendrá un puntaje que será el de máxima referencia. Los que estén dentro de esos parámetros serán los que tendrán acceso a los pliegos licitatorios y pasarán a la siguiente etapa, de las ofertas económicas.

La seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez, explica que dada la envergadura de esta obra, se requería de este proceso de precalificación para determinar, primero que tengan capacidad económica y segundo que tengan experiencia en este tipo de iniciativas. “Esa es la apertura que se va a hacer ahora, de todas las empresas que se presentaron. Lo que viene después es que se revisan los antecedentes de cada una de ellas para ver cuáles cumplen con los requisitos para quedar calificadas y las que pasen esta etapa serán a las que se les va a invitar a participar del proceso de licitación y a que presenten las ofertas económicas y técnicas”.

Con todo ello, se aspira a que el proceso licitatorio de este túnel de 13,9 kilómetros que se emplazará en la cordillera de Elqui esté listo durante este gobierno. “La adjudicación nosotros la estimamos para el primer trimestre de 2018, para eso estamos trabajando, queremos dejarlo definitivamente andando y en un camino sin retorno antes del término de nuestro mandato”, puntualizó el intendente Ibáñez, quien además recalcó que: “Éste es un túnel fundamental que va a cruzar la cordillera de Los Andes y se va a transformar en un paso definitivo y permanente una vez que iniciemos las obras, y que va a transformar en el futuro a las regiones de Coquimbo y San Juan, porque va a generar un flujo de comercio, bienes, servicios y turismo no solo durante la temporada estival, sino que va a permitir la conectividad permanente”, recalcó.

PROYECCIONES

El túnel de Agua Negra es una obra de 13,9 kilómetros que tendrá 2 tubos de circulación, uno de ida y uno de vuelta. Su inversión de estima en 1.500 millones de dólares, los que serán aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Se estima que de cumplirse los plazos y si se llega efectivamente a la adjudicación del proyecto el primer trimestre de 2018, los trabajos de perforación podrían iniciar a fines del mismo año o principios de 2019. Se calcula que su construcción propiamente tal podría tardar entre 8 y 10 años.

Una vez en funcionamiento, se proyecta un flujo diario de 2.200 vehículos, el 70% de carga, según los estudios de pre inversión. Será una obra de características únicas, pues será el séptimo paso en el mundo que unirá 2 naciones. Inclusive se anticipa que será la obra más importante de Latinoamérica después de la ampliación del Canal de Panamá.

Fuente: Diario El Día (Chile).