La intención de las autoridades es que este paso internacional esté habilitado 100% para Semana Santa. Sin embargo el cierre definitivo depende de las condiciones climáticas en alta montaña.

El Paso Internacional de Agua Negra, que une Argentina y Chile a través de San Juan y la Región de Coquimbo, es uno de los caminos cordilleranos de mayor altura, por lo que solamente puede estar habilitado al tránsito turístico durante la estación estival, es decir, los meses de verano: desde novimbre/diciembre, hasta marzo/abril.

Esta temporada 2018-2019, que comenzó el 28 de noviembre, pretende extenderse hasta fines de abril. Al menos esa es la intención de las autoridades de los complejos fronterizos sanjuanino y coquimbano. Es que desde ambos lados de la Cordillera, quieren aprovechar el fin de semana extra largo de Semana Santa, ideal para descansar unos días y viajar. Es por eso que a fines de este mes está planificado el cierre del Paso de Agua Negra hasta la nueva temporada, que re-comenzará a fines de este año luego de los trabajos arduos de despeje por parte de Vialidad de ambos países.

Sin embargo, más allá de la decisión oficial, el cierre definitivo del paso depende del tiempo en alta montaña, es decir, si se presenta un fuerte temporal antes de lo previsto, entonces Agua Negra se despide de los turistas.

La temporada pasada finalizó el día 13 de abril. La idea era que estuviera habilitado hasta el mes de mayo, sin embargo condiciones climáticas bravas afectaron seriamente las arterias antes de lo previsto.

Hasta la fecha, un total de 46.593 personas han utilizado este paso para cruzar la Cordillera desde/hacia Argentina y Chile, siendo una temporada no muy buena respecto a años anteriores, que la cifra aumentaba en un 50%. Esto fue consecuencia de la inestabilidad de la moneda argentina durante este tiempo.